domingo, 9 de diciembre de 2012

Jorge


La humedad del bosque se iba adentrando en mi cuerpo y lo iba helando cada vez más, poquito a poco. Abrí los ojos porque cerrados permitían que recordara todo lo ocurrido.
Una lucecilla se empezó a acercar a mi campo de visión, iba poco a poco pero a la vez cuando más se acercaba más desesperada parecía por llegar a mi lado. ¿Sera ésa luz de quien todos hablan, ésa que tienes que seguir cuando no queda esperanza y mueres? No, yo no podía seguir ninguna luz, yo no haré el recorrido hacia arriba en los cielos, nunca podría llegar. Yo pertenecía a otro tipo de mundo, en el cual no se siguen lucecillas, ulles de ellas aunque no quieras porque cuando consigues la inmortalidad, no puedes escapar de ella.
Finalmente la luz dio con migo, y detrás de esa luz, de esa luz…no podía ser él, hiciera lo que hiciera el destino lo pagaba con migo.
-¡Jorge márchate, no vuelvas con migo!-pero esa voz solo se oyó en mi interior, no tuve ni el valor siquiera de mirar-le a sus oscuros ojos negros.
-¿Pero que te ha pasado?- dijo sorprendido- ¿Te encuentras bien?
-Vete- conseguí pronunciar.
-Ni lo sueñes, te tengo que sacar de aquí, y mas con el frio que hace.- después de eso, me cogió en brazos i me beso levemente mi frente, no me resistí ya que no me quedaban fuerzas- Estas helada, necesitas entrar en calor de inmediato.- Se saco su chaqueta y me la puso con cuidado encima de mis hombros.
Me fue guiando por el bosque hacia su casita en la orilla del lago, estaba exactamente como la recordaba, pequeña pero acogedora, con esos manzanos que la rodeaban. Las manzanas estaban rojas, ya que era el principio de otoño, y como Jorge decía, le daba un aire más rural a la casa.
Entramos en la casa, yo aun en sus brazos y me dejo cuidadosamente en el sofá del salón.
Después de darme una taza de leche caliente y envolverme con una manta tamaño enorme, empezó lo inevitable: el interrogatorio. Me miró fijamente en los ojos y empezó.
-Creo que me merezco una explicación,-izo una pausa a ver si empezaba a contarle algo, pero al no obtener resultado, continuó- ¿Qué hacías en la mitad del bosque allá sola, muerta de miedo?
-Huir.-dije con voz seca.
-¿Huir de quien?- dijo con voz más nerviosa, a la vez que se sentaba a mi lado.
-Más bien la pregunta seria ¿Huir de qué?-dije con una risa sarcástica y seca, mas bien de desesperación. -No sé ni yo de que huyo, ¿de Lucas, de la tristeza? Creo que del remordimiento y de la culpabilidad.
Ahora sí que lo deje extrañado no entendía nada i cada vez era más incomprensible para él.
-Claro, ya lo entiendo todo.- izo una sonrisa un poquillo forzada.
-De acuerdo te diré algo que puedes entender: Hola, me llamo Mia.
-¿Mia no es la protagonista de Suspiros?-dijo con una ceja levantada.
-Eres muy repetitivo.- dije como si le hiciera una broma a un viejo amigo, ya que la primera vez que nos conocimos me dijo lo mismo, pero como que él no se acordaba solo me miro con cara rara.- ¿Tu cómo te llamas?-dije como si no lo supiera.
-Jorge, un nombre bastante soso comparado con el tuyo.-me izo soltar una sonrisa y gracias a esa sonrisa pude continuar hablando.
-¿Cambiando de tema, como me has encontrado?
-Estaba en casa y ha empezado a llover, he empezado a sentir gritos allí a fuera y he salido corriendo. Mientras buscaba a quien había gritado me he encontrado con un chico bastante raro. I...
-¿Como era ese chico?- dije interrumpiéndolo, casi gritando.
-He, pues era blanco de piel, con un pelo muy negro y un poco rizado. Llevaba una chaqueta de cuero marrón y estaba ablando por el teléfono. Cuando me ha visto me ha preguntado si avía visto a una chica rubi, pelo largo, guapa, osea tu. Y le he dicho que no, porque aun no te había encontrado, se ha ido y he continuado buscando hasta que te he encontrado.
Lucas, tenía que ser él, pese a todo lo ocurrido me sigue amando.
-¿Es que lo conoces?
-No, era solo por preguntar.
Le había encontrado, después de dejarme tirada en los peores momentos, por no sentirse culpable venia y me salvaba. Típico de Lucas.
Continuamos ablando sobre cómo había llegado hacia aquí, hasta que llego un punto que me recordaba a los viejos tiempos, cuando yo le iba contando todos mis problemas y él aunque no entendía nada de lo que yo decía, continuaba escuchándome con mucha atención, era el mismo de siempre. Yo le iba contando lo que podía, pero llego un punto en que me solté.
-No me tendría que haber quedado tanto tiempo allá, lo he arriesgado todo y he perdido.-dije medio llorando y sentada al lado del único chico que era capaz de consolar-me y a la vez era el causante de mis males, el problema era que él no lo sabía.
-No has perdido todo, tienes amigos, esperanza, siempre se puede volver a empezar.-dijo mientras me acariciaba la cara cariñosamente, con sus espesas manos de trabajar en el campo.
-Tu no lo entiendes.-le conteste desesperada, mientras me sentaba bien en el sofá poniendo mi cabeza en su hombro. Ese gesto lo tenso, pero no me rechazó.
-Pues explícamelo.-su sonrisa fue tan delicada i a la vez tan cargada de sentimientos, que se me olvidaron todos los problemas que me rodeaban, y cometí un grave error.
Intente decirlo con la voz más tranquilizadora que pude.
-No es la primera vez que nos vemos- pero no fue suficiente.
-¿Como que no?- izo una pausa mientras pensaba i luego continuo- Me estas volviendo loco Mia aun me tienes que contar de dónde vienes, como has llegado aquí, y lo más importante porque me conoces.
Inspire fuerte i ordene mis pensamientos. No le puedo soltar de repente todo, así que le iré contando toda la historia poco a poco, como si él no fuera el Jorge de mi historia.
-Yo estudiaba en un instituto un poco caro, privado. Era lo que se puede decir la chica más popular en todo el instituto.-se le escapo una carcajada.
-Que modesta que eres.-me dijo riéndose.
-¿Quieres que te lo cuente o no?
-Sí, lo siento, ya me callo.
-Bien continuare…

8 comentarios:

  1. ME ENCANTA!! ES genial, escribes superr bien!! :D Ahora mismo me leeo el siguiente capitulo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Eres mi primera "fan" encantada de que lo sigas!! :)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Una historia genial! Voy a seguir leyendo que me has dejado intrigada con la historia de porque Mia conoce a Jorge!! Esto pinta a historia de amor...jajaja <3 :3 Felicidades por el blog y la historia! Son muy buenos :D

    ResponderEliminar
  4. Hhahah muchisimas gracias!!
    Me encanta que os guste!! :D

    ResponderEliminar
  5. Aliaaa!!!MENCANTAAA!!!! Siguelaaaaa !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies Laia!! :D A mi m'encanta que t'encanti ;)

      Eliminar
  6. Alia! Es chupiguai! Molamolto! jajajaja en serio, es molt chula, ara em llegire els altres! Ah, per cert, escrius molt be Alieta! jajaja t'estimo<3

    ResponderEliminar